Sucedió en un campo de lavanda, a las afueras de Olite (Navarra), a un lado una gran luz dorada de atardecer teñía las plantas violetas, al otro lado la luz que Mar desprendía para contrarrestar al sol. Con un viento incesante del oeste hacían los elementos perfectos para conseguir una sesión de fotos con mucha luz, una luz disputada entre el sol y la sonrisa de Mar.

Dar las gracias a Juan y Pedro de QueenCountry por llevarnos hasta sus campos de lavanda, por el trato que nos dieron y por volcarse con nosotros antes, durante y después de la sesión.

book-mar-2 book-mar-6 book-mar-7 book-mar-10 book-mar-13 book-mar-15 book-mar-22 book-mar-24 book-mar-26 book-mar-30 book-mar-33

Facebook Comments

Comments are closed.